Artemidoro y el significado de soñar con una inundación

Para Artemidoro soñar con una inundación era un mensaje claro de que se avecinaban grandes cambios emocionales en la vida del soñador. La inundación representaba un exceso de emociones y sentimientos que estaban abrumando al soñador. Sin embargo, la interpretación final dependía de la situación específica del sueño, como la claridad del agua, el lugar de la inundación y las acciones del soñador durante el sueño. Estas circunstancias daban pistas sobre cómo el soñador estaba afrontando los cambios emocionales y cómo podía adaptarse a ellos.

Artemidoro, el reconocido intérprete de sueños de la antigua Grecia, consideraba que soñar con una inundación era un símbolo de gran importancia y significado. Según sus interpretaciones, este tipo de sueño indicaba la existencia de un gran cambio o transformación en la vida del soñador.

En primer lugar, Artemidoro sostenía que la inundación representaba una inundación emocional. Es decir, denotaba la gran cantidad de sentimientos y emociones que estaban presentes en la vida del soñador en ese momento. Este exceso de emociones estaba simbolizado por el agua elevada que cubría todo a su paso, mostrando la intensidad de los sentimientos que estaban abrumando al soñador.

Además, el agua en sí misma tenía un significado profundo para Artemidoro. Para él, el agua era un símbolo de la vida y de las emociones en constante flujo. Si el agua era turbia o sucia, esto indicaba que las emociones del soñador estaban confusas o negativas. Por otro lado, si el agua era cristalina y tranquila, esto sugería que las emociones del soñador estaban en armonía y equilibrio.

Otro aspecto importante que tomaba en cuenta Artemidoro al interpretar este sueño era el lugar en el que ocurría la inundación. Si el agua entraba en la casa del soñador, esto indicaba que los cambios emocionales estaban afectando directamente su vida personal y su intimidad. Por otro lado, si la inundación se producía en un espacio abierto, como un campo o una calle, esto sugiere que los cambios y transformaciones afectarían su entorno social o laboral.

Además, Artemidoro consideraba que la altura del agua también tenía un significado particular. Cuanto más alta era la inundación, más profundo era el impacto y los cambios que se avecinaban en la vida del soñador. Por otro lado, si el agua estaba bajando o retrocediendo, esto señalaba que los cambios emocionales estaban llegando a su fin y que la situación se estaba estabilizando.

Finalmente, Artemidoro también analizaba las acciones del soñador durante la inundación. Si el soñador estaba luchando por mantenerse a flote o luchando contra la corriente, esto indicaba que estaba resistiendo los cambios emocionales y tenía dificultades para adaptarse a ellos. Por otro lado, si el soñador se dejaba llevar por la corriente o nadaba con facilidad, esto mostraba que estaba aceptando los cambios y se encontraba en armonía con ellos.